Lectio: Domingo, 08 Octubre, 2017

Lectio: Domingo, 08 Octubre, 2017

“…La piedra que los constructores…”

Oración inicial

Señor Jesús, permite que veamos lo que significa que seas la piedra más importante en la edificación de nuestras vidas, amén.

  1. Lectura Mateo 21, 33 –  46

“33.Escuchen este otro ejemplo: Había un propietario que plantó una viña. La rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar y levantó una torre para vigilarla. Después la alquiló a unos labradores y se marchó a un país lejano. 34.Cuando llegó el tiempo de la vendimia, el dueño mandó a sus sirvientes que fueran donde aquellos labradores y cobraran su parte de la cosecha. 35.Pero los labradores tomaron a los enviados, apalearon a uno, mataron a otro y a otro lo apedrearon. 36.El propietario volvió a enviar a otros servidores más numerosos que la primera vez, pero los trataron de la misma manera. 37.Por último envió a su hijo, pensando: A mi hijo lo respetarán. 38.Pero los trabajadores, al ver al hijo, se dijeron: Ese es el heredero. Lo matamos y así nos quedamos con su herencia. 39.Lo tomaron, pues, lo echaron fuera de la viña y lo mataron. 40.Ahora bien, cuando venga el dueño de la viña, ¿qué hará con esos labradores?» 41.Le contestaron: «Hará morir sin compasión a esa gente tan mala, y arrendará la viña a otros labradores que le paguen a su debido tiempo.» 42.Jesús agregó: «¿No han leído cierta Escritura? Dice así: La piedra que los constructores desecharon llegó a ser la piedra principal del edificio; ésa fue la obra del Señor y nos dejó maravillados. 43.Ahora yo les digo a ustedes: Se les quitará el Reino de los Cielos, y será entregado a un pueblo que le hará producir sus frutos.» 44. Los sumos sacerdotes y los fariseos 45.Al oír estos ejemplos, los jefes de los sacerdotes y los fariseos comprendieron que Jesús se refería a ellos. 46. Hubieran deseado arrestarlo, pero tuvieron miedo del pueblo que lo consideraba como un profeta.”

Palabra de Dios.

  1. Meditación

La tentación del hombre cuando sabe o hace algo es siempre que lo hace por su cuenta, y de cada acto que un ser humano hace, cuánto hay del papá? .., y cuánto de la mamá?…., y del amigo, y …etc…, al no ser difícil darse cuenta de estas palabras…, una pregunta esencial se manifiesta…, cuánto de Dios hay en cada cosa que hacemos?…, que decimos?… que pensamos?…, y el hombre simplemente  se olvida de estas verdades, incluso se olvida de que de tantas cosas que tiene muchas vienen de los que le rodean, ahora, si el hombre reconoce a sus seres queridos como personas que fueron fundamentales en sus logros…, cuán impresionante puede ser que el más profundo fundamento de lo que ha conseguido, de todo lo bueno que tiene es Jesús? Y no hablamos de materia alguna, ni cartones o herederos…, hablamos de la capacidad principal de hacer el bien…, y hacer el bien aun cuando hay duda de que si es bueno o malo, el alto ejecutivo de cualquier rubro se dirá yo soy el mejor y mis logros lo confirman, se dirá…, y el deportista…, y el profesional o técnico…, todos se satisfarán de lo que son…, y el que formó una familia…, y los logros de la familia, y lo que son buenos deportistas o estudiantes sus retoños…, todo eso lleva de otros…, es cosa de un análisis no muy profundo, y llevará más que de todos, la presencia de Cristo…., pero muchos hombres se olvidan de todo eso, y más aún niegan a Dios y a donde van presentan sus logros como íntegramente propios, y peor aún otros de atribuyen méritos ajenos…, y a partir de esa negación la materia la siguen consiguiendo porque todo ya está emprendido, porque no tienen más que continuar con lo logrado…, lo duro viene al ser incapaces de lo espiritual…, muchos a estas alturas muestran a sus hijos…, a su familia, pero la familia dará más fruto cuanto más méritos tengan cada uno de los miembros…, y una vez más al usarlos como logro exclusivo, propio…, les juega sucio a su propia familia, porque no les da mérito alguno…, y al ser mérito de sociedad…, la sociedad llamada familia… cuál es el verdadero grado de aporte del individuo frente a esa sociedad?…,, se da lo posibilidad de que una gran familia se mérito de todos…, y en la menor de las medidas del que se jacta de lo grandiosa de su familia…, ironías verdad?…, y puede pasar algo más grave todavía…., que la familia se enorgullezca de su prosperidad…, no obstante, bajo un análisis en la fe…, en todas las cosas es Jesús que forma parte de una manera mayoritaria sobre los demás, y después de todo lo bueno, esa familia niega que Dios existe…, cuando es fundamento…, es sostén…, y lo mismo si un hombre ofende a su familia por no reconocerlo como el logro de todos…, lo mismo es una acción que lastima a Dios el que ni el hombre ni su familia lo reconozcan como parte fundamental de la tal familia…, como cometario, Dios no destruirá a esa familia por no reconocerle, ni la dejará a sus suerte…, pero y a pesar de todo el hombre toma malas decisiones…, y ahora si es culpa de Dios?…

3. Oración

Salmo 65, 10

Tú visitas la tierra y le das agua, tú haces que dé sus riquezas. Los arroyos de Dios rebosan de agua para preparar el trigo de los hombres. Preparas la tierra,”

  1. Contemplación.

padre05nuevoscielos

Anuncios

Lectio: Domingo, 01 Octubre, 2017

Lectio: Domingo, 01 Octubre, 2017

“…ni viéndolo, os arrepentisteis...”

Oración inicial

Señor Jesús, permite que seamos capaces de ver tus enseñanzas, especialmente cuando mandas para que nos enseñen, amén.

1. Lectura  Mateo 21, 28 –  32

28. «Pero ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Llegándose al primero, le dijo: “Hijo, vete hoy a trabajar en la viña.” 29Y él respondió: “No quiero”, pero después se arrepintió y fue. 30. Llegándose al segundo, le dijo lo mismo. Y él respondió: “Voy, Señor”, y no fue. 31. ¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre?» – «El primero» – le dicen. Díceles Jesús: «En verdad os digo que los publicanos y las rameras llegan antes que vosotros al Reino de Dios. 32. Porque vino Juan a vosotros por camino de justicia, y no creísteis en él, mientras que los publicanos y las rameras creyeron en él. Y vosotros, ni viéndolo, os arrepentisteis después, para creer en él.

Palabra de Dios.

 2. Meditación

Una de las cuestionantes más fuertes de la fe cristiana ha sido desde siempre el antagonismo entre el bien y el mal…, el que se salva…, y el que se va al infierno, el que es bueno y el que es malo, el de Dios…, y el del diablo…, Y en este pasaje Jesús quiere poner de manifiesto el bien y el mal simbolizados en dos hermanos, ya con Cain y Abel teníamos la misma figura, y es precisamente por esa íntima relación entre el bien y el mal, que muchos cuestionan que no solo estén separados…, sino que cuestionan que sean dos manifestaciones a la vez…, una corriente muy antigua trajo esa creencia de integridad que hoy es tan aceptada…, y ciertamente no hubo ser humano ni antes, ni después de Jesús que haya podido contrariar esta creencia, claro el único que pudo fue Jesús…, y la profunda y única razón fue que el era puro bien…, en el no hubo mal…, le buscaron por todas partes…,  hasta que al último quisieron intimidarlo para que niegue en ser bien perfecto…, y no pudieron…, de esa manera se manifiesta el bien perfecto que enfrenta a un mal imperfecto…, (imposible llamar al mal, perfecto…), y que gran controversia el hecho que nosotros sus seguidores no podemos dar testimonio de esa perfección porque al pecar, al deshonrar el bien, al ser pecado, predicando lo contrario, simplemente no podemos en contra de la llamada integridad del bien y del mal, e incluso nos convertimos en su prueba de aquello, sin embargo, el concepto de lucha del bien contra el mal, esta de manifiesto en forma implícita en cada ser humano, si vemos al que dijo si…, pero no fue, no es una muestra de alguien en que el mal triunfó y lo contrario el que dijo que no iba, y al final fue…, acaso triunfó el bien…, lo mismo pasa con todo creyente y no creyente…, si fuera cierta la teoría de la integridad con esa manifestación del bien en equilibrio con el mal, la persona sea buena o mala se autodestruiría, simplemente porque el antagonismo duraría lo que esa persona  tenga que vivir, algo como: me caso…, pero me divorcio…, tengo hijos…, pero los desheredo, hago el bien más luego hago el mal para compensar.., si luego empiezo un proyecto y no lo termino…, etc…, etc…, la infelicidad fuera de proporciones tales que el individuo simplemente no lo soportaría…, de ahí la lucha, de ahi que el hombre debe decidirse de que lado está…, de ahi que aun el hombre presente las dos perspectivas, de poco se inclinará la balanza a uno de los lados…, feliz del que dice que va…, y va…, bien por el que dice que no va…, pero luego se arrepiente y de todas maneras va…, que tristeza por el que dice que va…, pero no va…, más una pena muy profunda por que dice que no va…, y no va!!!…, no se inquieten de dónde están actualmente…, su propia lucha está vigente…, y ojalá se decidan por el bien…, y vean que el decidirse  tal solo es el primer paso…, si siguen sucumbiendo ante el mal…, pues a levantarse y seguir buscando el bien….

Salmo 108, 2

¡Oh Dios, listo está mi corazón, quiero cantar, quiero tocar para ti con todo mi corazón!” 

 

 4. Contemplación.

image21-300x225